inmotionhosting.com

  • Home
    Home This is where you can find all the blog posts throughout the site.
  • Categories
    Categories Displays a list of categories from this blog.
  • Tags
    Tags Displays a list of tags that have been used in the blog.
  • Bloggers
    Bloggers Search for your favorite blogger from this site.
  • Team Blogs
    Team Blogs Find your favorite team blogs here.
  • Login
    Login Login form

Necesidades de adaptación en el entorno educativo

  • Font size: Larger Smaller
  • Subscribe to this entry
  • Print

b2ap3_thumbnail_i-46.jpg 

NECESIDADES DE ADAPTACIÓN EN EL ENTORNO EDUCATIVO (Discapacidad Auditiva)

 

El rendimiento académico de los alumnos y alumnas con discapacidad auditiva, en un entorno educativo, viene dado por unas adecuadas condiciones acústicas de su ambiente formativo, es decir, conseguir el máximo confort auditivo, seguridad y adecuado estudio de las condiciones de adaptación del aula, en la que desempeñan su actividad instructiva. El control sobre estas variables en dicho ámbito eliminarán y evitarán de la mejor forma posible la presencia de variables contaminantes y condiciones discriminatorias.

 

Las medidas a aplicar pueden variar según las necesidades y grado de discapacidad de cada alumno/a hipoacúsico, aunque también pueden ser válidas y útiles para toda la comunidad educativa, puesto que las adaptaciones, tanto físico ambientales, como materiales y personales del entorno educativo, se realizarán a través del desarrollo de programas que involucran a toda la comunidad educativa, formando dichos programas parte del proyecto educativo de cada centro escolar. 

 

En este apartado se presentarán todos los parámetros que son necesarios aplicar, para que las condiciones de un entorno educativo sean las más eficientes y capaces de proporcionar el mayor beneficio posible al alumnado con perdida auditiva, contribuyendo de manera inclusiva y eficaz a lo largo de todo su proceso de aprendizaje.

 

3.3.1. Necesidades de adaptación en el entorno educativo.

 

En el entorno educativo, son muchas las variables que inciden en el desempeño para el aprendizaje de los niños con discapacidad auditiva. De esas variables dependerá también el procedimiento educativo y rehabilitador que vaya a ser más adecuado en cada caso. La situación en estos últimos años ha experimentado un profundo cambio. No es lo mismo lo que pueda decirse y esperarse ahora sobre la educación de un niño con sordera profunda o severa que lo que pudo decirse o esperarse hace unos cuantos, muy pocos años. Y con toda seguridad, también será distinto a lo que pueda decirse en un futuro próximo. 

Hoy la mayoría de los niños nacidos en nuestro país acceden al implante coclear en edades tempranas incluso antes del año de edad. Este cambio tan importante ha supuesto un notable impulso a los sistemas de estimulación temprana que pueden comenzar a aplicarse casi en el mismo momento en que se diagnostica la sordera y en condiciones óptimas, tal y como la madre interactúa con su bebé oyente que, aun sin saberlo, enseña, guía y modela sus aprendizajes. La conjunción de estos elementos permiten ver un panorama absolutamente diferente y alentador con el que años atrás no podíamos especular. Con ello se han modificado filosofías, procedimientos, estrategias y lo que es mejor, se ha mejorado notablemente el futuro del niño-alumno sordo hasta poder ajustar y equiparar su crecimiento al del niño sin problemas de audición. Si el proceso es adecuado y no concurren en el caso circunstancias contaminantes, cabe esperar que la expresión lingüística, la comprensión auditiva y del lenguaje, el nivel comunicativo y, presumiblemente también el de lectura comprensiva, se acerquen notablemente a la situación del niño sin discapacidad auditiva. 

Se han de dar, por tanto, Para que todo funcione, una serie de circunstancias y adaptaciones necesarias, lo que no siempre es posible. Y aunque en el mejor de los casos, todo sea positivo, no hay que olvidar que un niño con implante coclear sigue siendo un niño sordo. Su audición no es totalmente normal y no llega a alcanzar la funcionalidad que da el oído sano. Aunque se va generalizando la implantación binaural, la mayor parte de los pacientes sólo oyen por un oído, con lo que carece de audición estereofónica, su eficacia disminuye al aumentar la distancia, los ruidos ambientales o la rapidez de la conversación dificultan la inteligibilidad. Se trata de un sorprendente progreso, pero la pérdida auditiva está presente y el adulto debe contar con ella. 

Aunque son muchos los niños beneficiados con una implantación temprana, son muchos más los que lo hacen cuando han superado la edad óptima para el desarrollo de la comprensión y expresión lingüística y se les ha de enseñar el habla por procedimientos artificiales y dirigidos. Otros lo reciben años más tarde de haber iniciado la utilización de un lenguaje gestual o sufrir importantes desfases escolares. Este grupo es muy numeroso y necesita ser atendido de manera específica y acorde a su situación. Tampoco son infrecuentes los niños que incluso carecen de las condiciones personales necesarias para que habla y audición se conviertan en vehículos habituales de comunicación. De ahí lo inadecuado de generalizar y considerar todos los casos de la misma manera. La evolución de cada niño es diferente porque diferente es también su realidad personal. 

 

3.3.2    recursos humanos, materiales y didácticos

En el ámbito educativo, los recursos personales y materiales serán aquellos que aconsejen el medio escolar más adecuado en cada caso. Sin embargo, cualquier niño necesitará de la acción coordinada de tres atenciones especializadas que le ofrezcan: 

1. Atención temprana rehabilitadora: se centra fundamentalmente en la etapa de Educación Infantil, a través de estimulación auditiva y del lenguaje. Un trabajo que constituye un todo, pues habla y audición van unidos. 

En este aspecto variará la forma de trabajo e incluso los objetivos, con los niños con funcionalidad auditiva y los que solamente tengan audición residual. En todos los casos, salvo en pocas excepciones, deberá poner los medios para que desarrollen un nivel comunicativo oral. Será un objetivo relativamente fácil de conseguir, siempre que disponga de estas intervenciones especializadas a través de los especialistas adecuados; para otros en cambio, resultará una tarea compleja, de intensos tratamientos rehabilitadores, prolongados durante toda su escolaridad. 

Cuando se haya optado por la Lengua de Signos también será necesaria una adecuada intervención para facilitar un buen dominio de la lengua, con riqueza de vocabulario y de contenidos conceptuales. 

2. Atención educativa en el centro escolar. Según la ley española existen tres modalidades de escolarización, que habrán de ser escogidas en cada caso en función de las necesidades de cada niño. 

a. Inclusión en centros educativos ordinarios, cuando se cumplen todos los requerimientos necesarios y el niño puede beneficiarse de las condiciones para un desarrollo más normalizado, en general niños con funcionalidad auditiva, que han desarrollado un nivel de dominio lingüístico adecuado para interactuar con sus compañeros oyentes y poder seguir el curriculum escolar requerido. 

En general los alumnos que más se benefician de la inclusión en la escuela ordinaria son aquellos con mejores resultados en su funcionalidad auditiva, eficacia en la comunicación oral y más satisfactoria integración social. 

Cada vez son más los niños que pueden ser escolarizados en el centro ordinario con un rendimiento muy cercano al de sus compañeros oyentes. El screening auditivo en neonatos, el implante coclear, los audífonos digitales, la intervención terapéutica temprana, la presencia de una familia cada más concientizada, lo hacen posible. 

b. Escolarización en centro específico de educación especial, cuando la situación requiere de una intervención rehabilitadora y educativa más intensa, organizada y sistemática en general orientada a paliar las consecuencias de una limitada capacidad para el habla funcional, la necesidad de utilizar un sistema comunicativo signado complementario o alternativo del oral, la necesidad de una intervención logopédica intensiva y la necesidad de introducir modificaciones curriculares significativas en los contenidos escolares. 

c. Escolarización en COAEP (Centros ordinarios de Atención Educativa Preferente para Discapacidad Auditiva). Dan respuesta educativa al alumnado con NEE con discapacidad auditiva, que requieran de recursos personales o materiales específicos de difícil generalización. El acceso del alumnado a esta modalidad de escolarización se dictaminará mediante informe psicopedagógico.  Para muchos niños esta alternativa puente contemplada por la legislación española, es muy efectiva y contribuye de forma importante a la real incorporación en el medio escolar y social, ya que cuentan con la atención de un maestro especialista en Audición y Lenguaje. 

La escolaridad integrada con oyentes no es fácil para el niño. Sin embargo facilita el intercambio y la comunicación, mejora la capacidad comunicativa, equipara sus comportamientos a los de la población escolar oyente, mejora la normalización e integración social. 

3. Apoyo pedagógico. Es el último eslabón en esta cadena de necesidades. El niño sordo, cualquiera sea su situación, encuentra dificultades para seguir la actividad y los contenidos escolares. Pierde buena parte de las explicaciones en el aula porque no las oye; su lenguaje es limitado y no entiende todo lo que escucha; no comprende completamente lo que lee y por lo tanto, sus aprendizajes son limitados. 

Necesita de un apoyo pedagógico que le ayude a compensar el déficit que su pérdida auditiva le está ocasionando. Sin este apoyo que cubra tan importantes vacíos, el niño sordo puede pasar por el aula sin un aprovechamiento real y en algunos casos, sin que el maestro se dé cuenta de ello. 

El riesgo es tano mayor cuanto menor es la funcionalidad auditiva. Además, el niño sordo tiene una buena capacidad de imitación, copia y aparente adaptación. En Infantil y los primeros años de Primaria puede pasar de un curso a otro con buenas calificaciones sin haber adquirido los aprendizajes esperados. El desfase será todavía mayor cuando llegue a la ESO, pero entonces corregir el error y cubrir baches, será casi imposible. 

De cualquier forma, sea cual sea la opción educativa aconsejada y/o elegida, todos los niños sin distinción deberán beneficiarse de los servicios mencionados en el ámbito educativo y en el rehabilitador. Requieren de profesionalidad, frecuencia y duración para proporcionar a cada niño:

 .-Acceso temprano a la comunicación oral, a ser posible a través de la funcionalidad auditiva. 

.-Acceso a la comunicación signada. Cuando la familia así lo desee y no se muestre dispuesta a colaborar en el desarrollo del habla, o en niños que por diversas circunstancias no ha utilizado la lengua oral desde los primeros años o que carezcan de estabilidad emocional o capacidades personales necesarias para el aprendizaje del lenguaje oral. O sencillamente, familias que lo desean como un complemento más para favorecer el desarrollo de sus hijos. 

.-Acceso al lenguaje escrito, aunque la opción comunicativa sea la Lengua de Signos. La lectoescritura es un medio visual de dominio del lenguaje, de importancia capital por la autonomía y enriquecimiento que puede ofrecer a la persona sorda. El dominio de la Lengua de Signos no conlleva la comprensión lectora. Es, eso sí, un sistema comunicativo importante, en ocasiones imprescindible, pero el acceso a la comprensión y expresión escrita sólo se consigue desde estructura del español. Aunque la experiencia todavía es limitada en el tiempo y en el número de casos, todo hace esperar que los niños con implante coclear precoz van a alcanzar una comprensión lectora cercana a la de los niños oyentes y desde luego, muy superior a la habitual en el sordo en épocas anteriores. 

.-Atención de apoyo educativo. Que favorezca la mejor comprensión de los contenidos curriculares, la participación en el aula, el cuidado y seguimiento del proceso de aprendizaje y desarrollo y maduración de sus aspectos psicológicos y afectivos. 

 

José Luis Verona Gómez

Pedagogo Especialista en Educación Especial y Audición y Lenguaje.

 

in Blogs especializados Hits: 231 0 Comments
0

Comments

  • No comments made yet. Be the first to submit a comment

Leave your comment

Guest Lunes, 21 Enero 2019

Buscar